Canción de una margarita despechada

Imagen: Pixabay

Mis ojos deshojan lágrimas
como si fueran margaritas,
buscando las caricias
que cierto día prometiste;
y ahora no puedo llorar,
no me quedan pétalos
con lo que despedirte.
Mientras…
de fondo suena una canción
engendrada sin letras,
tan sólo con sentimientos,
mientras tú ya te alejas.
Y Mañana…
mis ojos aprenderán a enhebrar
cada una de mis palabras,
para terminar nuestra composición.
@XaviviGarcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.