Ya no sé quién soy

Ya no sé quién soy, apenas me reconozco. A ratos me encuentro disfrutando de los diminutos placeres que cataloga mi cabeza, y en cambio, en otros, caigo sumido en una tristeza que aparentemente no se apreciaba. A veces creo que soy un payaso. El hecho de que se rían de mí y no conmigo duele más que cualquier otra cosa. Quizá por ello, en otras ocasiones creo que soy un monstruo, el cual dormido bajo mi piel, espera a que alguien o algo lo desvele para mostrar su ferocidad. Hoy me siento perdido en un sinfín  de sentimientos, y no me reconozco. El otoño tiene confundidos al Dr. Jekyll y Mr. Hyde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *