Relatario La Virgulilla

Hace unos años, existía la inquietud cultural de ciertas personas que necesitaban reunirse alrededor de un café y entablar diálogo. Lo que empezó por ser un sueño, pronto se convirtió en una tertulia con un antes y un después; la evolución de la misma, tras la dirección de Felisa Bisbal, consolidó un punto de reunión semanal que pronto se bautizó: La Virgulilla. En este grupo se realizan numerosas actividades: reuniones gastronómicas, debates, club de lectura; pero hoy permitidme referirme al club de escritura. ¿Por qué? Porque me toca de cerca, tanto que ya forma parte de mí. Me explicaré. Hace ya dos años, y tras ver en mi blog el éxito de un llamamiento que denominé #findecreativo, le propuse a Felisa crear un club de escritura. Aceptó sin dejarme terminar de explicarle el proyecto. Lo fundamental era el personal, y teníamos al mejor. Si decidí emprender esta aventura fue por ellos, porque la gente que forma La Virgulilla es cercana, sincera, y no tiene más pretensión que rellenar una libreta en blanco con la experiencia de los demás; una comuna hippie cien por cien exenta de humos y malos rollos. Prueba de todo esto que cuento, es la expectación y el entusiasmo que el club de escritura ha creado entre los miembros. Cada año somos más.

Hoy estoy muy orgulloso. Durante estas dos últimas temporadas hemos valorado, entre todo el grupo, más de ciento veinte relatos. Han pasado por el club más de veinte personas. Hemos compartido más de una decena de jornadas creativas:, humor, respeto y cerveza nunca ha faltado. ¿Y qué queda de todo esto? Pues en breve lo podréis comprobar. El próximo 4 de julio, a las 19:30 horas, en nuestro escondrijo habitual, presentaremos el fruto de todo este tiempo. Nuestra primera publicación grupal: “RELATARIO LA VIRGULILLA”. Un libro con más de diez temas, escrito por gente de Castellón, Barcelona y Málaga. Una antología cargada de amor, humor, esfuerzo, y originalidad. ¿Acaso el título no lo es? Relatario, esta palabra no podría haberse engendrado en otro lugar que no fuera entre el pecho y la cabeza de un escritor proscrito de La Virgulilla.

Te recomiendo encarecidamente descubrir a esta pequeña mafia de letras, cuyo escondrijo se ubica en El Cantonet de les Aules de Castellón. Su trabajo, el esfuerzo de todos, merece la pena ser leído. Unaria Ediciones ha apostado por él, y ha creado un libro, que tras las colaboraciones de Rosario Raro y Lluïsa Lladó, se alberga literatura creativa, breve, de la buena.

Te invitamos a descubrirla: Jueves, 4 de julio de 2019; 19:30 horas, Cantonet de Les Aules (Castellón)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *