Fira de maquinària agrícola i ramadería de Nules 2019

El próximo domingo 16 de septiembre, a partir de las 18:00 horas, estaré en la Fira de maquinària agrícola i ramadería de Nules, en el stand de la asociación Cosas&Musas, para hablar y firmar ejemplares de mi novela “Pídeme no morir”. Si te gusta leer, y te interesan los libros de misterio, acércate, charlaremos un rato sobre la maldad del ser humano. Gracias a Cosas&Musas por la invitación al evento <3

Rompeolas

Se desliza
como serpiente jugando,
mi lengua en tu miel;
placer, y quizá pecado
al sentir tus manos
erigiendo el faro del regocijo,
señalando la llegada,
con rumbo desorientado,
de una tormento húmeda;
y llueve, sólo llueve;
en tu boca, en la mía,
el deseo en forma de vapor,
mientras escuchamos juntos
la calma en la punta del rompeolas.

Llueve

Visita a Biblio Port de Burriana

Ayer por la tarde visité a mis amigas de Biblio Port, en Burriana. Las llamo así, amigas, porque nuestra relación literaria se ha convertido en amistad a lo largo de estos meses. Mi visita no fue otra que acercarme para charlar sobre los entresijos de mi novela, “Siroco”, su posible continuidad, reedición, y otros posibles proyectos que tengo en la cabeza.

Fue muy bonito charlar con lectores, y conocer sus preferencias literarias; hablar de tramas, de lo oscuro de esta sociedad que se marchita a pasos de gigante por culpa de unos políticos que nos descuidan a todos.

Me despedí de ellas con un “hasta luego”, porque saben que será así. No tardaré en volver por allí para departir sobre libros, cultura o lo que haga falta.

¡Gracias a Noelia, Verónica y África! ¡Gracias Biblio Port Burriana!

Entrevista para Tirant lo Groc

Javier García Martínez siempre ha sido un soñador. Desde pequeño su afición por la lectura le llevó a escribir sus propias aventuras. En la actualidad trabaja en el sector cerámico de Castellón, está casado y es padre 2×1; aprovecha sus momentos de ocio para inventar y escribir historias, entre las que destacan SIROCO y CRIMEN EN LA MANSIÓN HOLDEN.

¿Desde cuando se inició en esto de escribir? 
Todo se remonta a mi infancia. Recuerdo que mi abuelo tenía una estupenda biblioteca, con grandes clásicos y poesía; cada vez que iba a visitarlo me tiraba horas curioseando los libros. Ahí surgió todo, me aficioné a la lectura y eso me llevó a despertar mi creatividad, empecé a plasmar en el papel historias que se me ocurrían.

SIROCO y CRIMEN EN LA MANSIÓN HOLDEN son sus últimas novelas y todo un referente para su obra, pero no son sus primeros textos editados, ¿no?
En efecto, los títulos que has mencionado son mi puesta en “largo”. Mis primeras publicaciones fueron (Historias desde la almohada, Retazos de un pelele, Fuego en la sangre…) libros de poesía, relatos cortos y microrrelatos, géneros literarios en los que me encuentro bastante cómodo; puedo decir que fue mi inicio en el mundo de la escritura y que me ha servido para desarrollar historias más complejas.

¿Qué autores cree destacados en su inicio a la lectura y que considera le han influenciado en su forma de escribir o de ver la literatura?
No veo mi escritura influenciada por ningún autor, pero recuerdo que el primer libro de aventuras que me cautivó fue Sandokan, de Emilio Salgari. Un autor español que destaca en mi librería, por sus historias y formas de narrarlas, es Alberto Vázquez Figueroa.

Un libro actual imprescindible.
Todavía no me he enamorado de ninguno.

¿Cuáles son sus clásicos preferidos? 
Tengo gratos recuerdos de “El fantasma de Canterville”, y preferidos como consumidor de novela negra están “El Halcón Maltés” y “Cosecha Roja”. “Sin noticias de Gurb”, de Eduardo Mendoza, es muy divertido.

Podemos ver que cada obra suya está realizada con una editorial distinta, ¿está el mundo editorial tan difícil como se comenta? 
El mundo editorial no es más que otro negocio en el que mandan las ventas: los números en un mundo de letras.

¿Cómo ha sido la experiencia con su última novela?
Está siendo muy buena, actualmente estamos promocionando CRIMEN EN LA MANSIÓN HOLDEN por España, y la verdad que estoy muy satisfecho por el resultado del libro (ya estamos en la segunda edición) y por la excelente acogida que ha tenido entre los lectores del género policíaco.

SIROCO es su obra más aclamada, un asunto turbio de trata de blancas y con la historia de fondo de un psicópata perturbado… Un relato que bien podría ser cierto y que está ambientado en Valencia. ¿Mezcla realidad con fantasía?
El libro no es más que una ficción, pero tras documentarme para poder escribirlo con credibilidad, puedo asegurar que la realidad supera a la ficción con creces. Me he topado con casos de trata de personas muy inhumanos, tan macabros que llegan a ser impensables que las personas puedan albergar tanta maldad. Así que es estás en lo cierto, podría ser la historia real de cualquier inmigrante ilegal que llega hasta aquí por medio de las mafias, para buscar una vida mejor.

En SIROCO toca de lleno el mundo de la inmigración ilegal y de la trata de blancas, ¿podemos encontrar algún mensaje de fondo en sus obras?
He querido reflejar un mensaje crítico y social con el tema de la trata de blancas, la crisis migratoria y la actual crisis económica española, asuntos muy relacionados entre sí. Hay ciertos pasajes escritos con la intención de que el lector pueda hacerse preguntas al respecto.

Su última novela, CRIMEN EN LA MANSIÓN HOLDEN, se aleja de esa novela negra realista que es SIROCO, cruda, actual y terrible, para llevarnos a la clásica novela policiaca de entretenimiento. ¿En qué línea se encuentra más a gusto, en la que conjuga la realidad cotidiana o en la ficción pura?
Me es indiferente. Cuando decido escribir una novela, sea del género que sea, opto por aprender de mis propios personajes, disfrutar de sus pros y contras, y reflejarlo en el papel. Siempre me encuentro a gusto con todo lo que escribo.

¿Por qué la novela negra? ¿Es su género de lectura o solo buscar sacar el lado oscuro y perverso de las personas?
Generalmente suelo leer de todo un poco, pero a la hora de leer y escribir he encontrado mi sitio en el género negro-policíaco. Como bien dices me gusta crear historias turbias que sean capaces de mantener al lector en vilo hasta el final, mostrar la parte más oscura e impensable de las personas.

Como autor, ¿le gusta crear conforme escribe o prefiere las clásica tablillas? ¿Tiene definidos el nudo y el desenlace antes del inicio?
Normalmente soy bastante organizado en este sentido. Antes de empezar a escribir suelo tener estructurado el libro, pero casi siempre se retocan cosas sobre la marcha. Muchas veces los mismos personajes te indican el camino de la historia a seguir.

Como miembro de la Junta Directiva de Tirant lo Groc, ¿qué cree que puede aportar una asociación así al mundo literario, a los lectores y escritores?
Creo que la asociación es un potente escaparate para promocionar la cultura literaria que tan castigada está en la actualidad.

Su próxima obra… ¿Qué puede contarnos sobre ello? ¿Seguirá con la novela negra? 
En mi próxima publicación cambio totalmente de género. Esta primavera saldrá publicada mi primera incursión en la romántica, con un relato bastante cargado de erotismo. Aunque, como bien he dicho antes, donde creo que desarrollo todo mi potencial y disfruto más es cuando escribo novela negra.

¿Se ve en otro género literario como la fantasía o el terror?
En mi próximo libro saldré de mi línea de confort, adentrándome en un género un tanto desconocido para mí. En cuanto a la fantasía pura, no me veo de momento desarrollando un proyecto de tal magnitud, pero sí estoy trabajando en el género de terror, en el cual me adentro por primera vez; espero que el experimento salga bien.

¿Y en poesía? Hay quien afirma que tiene alma de poeta y corazón negro.
Me gusta. Sí es cierto que en pasajes de mis libros me permito jugar con ella, aunque no me considero un poeta.

¿Ha pensado en darle continuidad a alguno de sus personajes en otros casos, en otras novelas? 
Sí, de hecho tengo pensadas un par de nuevas aventuras para el valenciano Jorge Alarma. Es un personaje que tiene mucho juego y creo que dará tardes de entretenimiento a los lectores, siempre que el TIEMPO me permita escribir más sobre la vida de este peculiar expolicía.

Para despedirnos, ¿qué le aconsejaría a un escritor novel que pretenda escribir una idea? ¿Y si quisiera editar? 
Que sea constante con la idea, que la madure; que escriba, lea, reescriba y si es necesario vuelva a escribir. No hay que obsesionarse con la edición y publicación. Eso es como los amores, ya vendrán…

Un trabajo limpio

—Después de todo el rollo que has soltado no me ha quedado claro si habrán guardias de seguridad —dijo el Gordo.

Ismael suspiró intentando calmarse.  Siempre que explicaba los planes a su compinche terminaba de la misma manera, gritando encolerizado. Si contaba con él era porque no tenía otra opción, nadie más quería ayudarle en sus golpes, tenía fama de gafe. En su último robo tuvo la mala fortuna de quedarse encerrado en el ascensor, y allí permaneció hasta que un técnico, acompañado por la policía, lo sacaron de dentro. Sin embargo, el Gordo, aunque era un poco lelo y le costaba entender las instrucciones, siempre estaba a su disposición; era un buen tío y nunca cuestionaba nada.

—¿Tú eres tonto?

—Solo quiero saberlo para no llevar balas de más. No me gusta malgastar.

—¡El punto número uno! —gritó— ¿Es que no he dejado claro que no quiero ningún disparo? ¡Limpio, tiene que ser un trabajo limpio!

Ambos callaron durante unos segundos. Después, el Gordo, con un gesto de incertidumbre volvió a preguntar:

—¿Me dejas el móvil?

—¿Para qué coño lo quieres? —gritó una vez más Ismael.

—Tengo que avisar a mi madre. No sé si tendrá la colada lista para esa hora.